viernes, 27 de marzo de 2009

Líneas paralelas

No aprendo tarde, más bien me resisto a hacerlo así como algunas veces me he resistido a creer en vidas pasadas.
Estoy escribiendo en un seis ventanas al mismo tiempo. Parece que todo va saliendo bien. Estamos hablando de vidas pasadas, de vacaciones de verano, de nacionalismo mexicano, de canciones de Fito, de la reorganización política después de la Revolución Mexicana y de esto, de mi blog.

Los años pasaron, vos y yo sabemos que hay algo alli.
Hay que tener cuidado con lo que se desea. Me da cierto coraje verme un tanto fría, no soy indiferente y sin embargo parezco indiferente. En un montón de líneas formadas una tras otra, llegará un momento que dejarán de ser paralelas. Hay líneas que van al mismo ritmo, que continúan para la misma dirección o que vienen del mismo punto.

Algunos procesos históricos son más fáciles de comprender si se les ve como líneas paralelas aunque no se recomienda porque suele causar confusión. Cuando hacía historiografía, me sentía tentada a hacer una lista de líneas paralelas pero nunca lo hice. Las líneas paralelas las hice en otros contextos, en la vida diaria por ejemplo; en historias de familias, de herencias emocionales y en amores repetidos. De amantes que no se pueden encontrar, de perfectas parejas que no saben que lo son.

Esta noche, después de muchos años de haber comenzado a escribir así, me estoy dando cuenta que mi línea paralela ha comenzado a chocar con otra.
Por eso la conversación de vidas pasadas, de almas viejas, de demasiada -o no suficiente- experiencia. Y entonces no soy una piedra... al contrario, tal vez he sentido demasiado.

Cuando menos te lo esperas, aparece de entre las aceras.
Había visto sus fotos, había escuchado su voz. Sin embargo, no le reconocería. Muchas avenidas, demasiadas luces encendidas y unos tres taxis nos aproximarían. Ese día trajo muchas respuestas, (el nombre del taxista aquel), las confesiones de tres desconocidas y el currículum del hombre en común; un concierto al aire libre... más respuestas y luego llegó él.
Mi patética escena se desvaneció. No me gusta pensar que las personas vienen a salvar a otras, pero debo admitir que algunas veces así sucede. El chico vino a salvarme de una de buró y de otra conversación con mis pies.

Me encanta recordar. Me encanta recordar también que estaba una vez más en el Starcoffee, en esta colonia que me gusta tanto. El mesero tenía un gripón de terror y me preguntó si era yo la amiga de Uriel; le dije que sí y le pregunté por él. Comenzamos una conversación. Como dijera Ornelas: de pronto apareció de entre las aceras, mi chico apareció. No sé si sabía que estaría allí, algunas veces siento como si supiera cada cosa que pasa por mi cabeza...
Nos dimos un gran abrazo, le gustó mi perfume. Cada uno hizo sus cosas. Me gusta la compañía, me gusta estar con él en silencio. De hecho no sé cómo es de otra manera, así me gusta. No necesito demasiados detalles para saber que así estaría con él.

Un poco de tristeza não tem fim, un poco de felicidade sim
Y tampoco necesito muchas calles para construir el perfecto encuentro con él. A pesar de haber tenido muchas oportunidades, y de haberme resistido a un nuevo chico, comencé a entender que mi línea y la suya se han comenzado a hacer perpendiculares. Y ya no me ocupo más: mi alma debe ser un tanto vieja, eso me ha traído cosas buenas.
Lo dijimos bien clarito: las mejores cosas llegan para el que sabe esperar.

Espero poder dormir.
Que sueñes lindo.

4 comentarios:

Lilith dijo...

Te siento melancolica, pero tal vez sea el leer sobre encuentros y saber ver entre las lineas.
Espero que duermas y sueñes lindo.
Besos!!!!

copo dijo...

Asi es, eres un alma vieja. Sabras poner todas las lineas en su lugar. Que maravilla las companias con las que puedes estar en silencio. Que pesado el silencio sin compania.
Un abrazo guapa.

El monstruo dijo...

Este blog sí me gusta matarile rile ron.

Dulces sueños incluso cuando despiertes.

Lilith dijo...

Hola aqui con un poco de dolor de cabeza pero pasando a dejar Besos y Abrazos de Feliz Inicio de Semana!!!
Como pense en ti y en nuestra otra comadre Madame Copo anoche... In your Eyes sono mucho mejor imaginandolas cantando conmigo.